• César Bedón

¡No importa!

Actualizado: mar 19


Mariana, alumna de Como Me Da La Gana

La otra vez le dije esta frase a un alumno, y de inmediato noté que la repito mucho. Es más, Leslie y yo repetimos esta frase todo el tiempo en clase: “¡No importa!”. La decimos cuando un alumno duda en leer su texto ante el grupo, y empieza a disculparse diciendo cosas como “Lo que he escrito no me quedó tan bien” o “Lo que yo intenté plasmar con este texto fue…” o “No sé si se entiende…”


“No importa” digo yo, haciendo un gesto de impaciencia con la mano. “Solo lee lo que has escrito”.


En esos momentos siento, como quizás siente el grupo entero, que lo importante no es tanto el texto que escribiste (que siempre podrás perfeccionar luego) sino lo que sucede en el instante en el que decides compartirlo. O sea, cuando decides ser generoso y compartes tus pensamientos íntimos ante este grupo de desconocidos que somos Leslie y yo, más 6, 8 o 10 personas que también están aprendiendo. Y compartes tu texto de forma incondicional, sin pensar en si está bonito o feo, sin aferrarte a la opinión de los demás, sino que lo sueltas y lo dejas ser, porque tú lo creaste y porque te representa.


Así que no importa si tu texto está bonito o feo. Lo que realmente importa es soltarlo. Debes darte el permiso de expresarte.


Al poner en palabras lo que llevas dentro, al compartirlo con otras personas, te liberas, sientes que estás volando. En las clases, incluso cuando el texto es muy duro y el alumno termina soltando una lágrima, siempre hay una sensación interna de liberación. Sucede de la misma forma cuando el texto es gracioso y todos en el grupo reímos a carcajadas. Siempre hay liberación. Y quien se siente libre (libre de sus demonios, libre del deseo de agradar) empieza a transformarse.


Escribe rápido y vive rápido. Suelta lo que llevas dentro. Suelta incluso tus ideas antiguas sobre escritura (por ejemplo, “a quién le va a importar lo que yo tengo que decir”) para que haya espacio en tu mente y entren las nuevas ideas.


“Estar inhibido es estar indisponible. Los antiguos chinos definen la disponibilidad de un individuo por la noción de vacío. El vacío no es una ausencia. Es hacer sitio. Para que la novedad aparezca, hay que dejarle sitio.” Nina Canault.


Soltar y no aferrarnos: en Machucabotones creemos que estas son habilidades importantes. Debemos entrenarnos en ellas para vivir en paz.


(Yo también escribo porque quiero mejorar mi habilidad para soltar. Yo también quiero mejorar mi vida.)


La escritura es una herramienta maravillosa de cambio.



César Bedón es director fundador de Machucabotones. Tiene experiencia de 15 años como conductor en programas de conversación en radio (RPP, Radio Capital) y ha sido el Editor de Cultura en la primera época de la revista Velaverde. Ha sido columnista de Soho, dos veces finalista del premio de las 1000 palabras de la revista Caretas y ha publicado el libro Un sol que en invierno. Actualmente conduce el programa "Entre libros" por Radio Nacional, y escribe su segundo libro.


178 vistas

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Páginas relacionadas con Machucabotones:

entrelibros.png
lcc.PNG

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Teléfonos:

(051)6937690 / 978224136