Queridos Leslie y César:



Cuando termina un año me gusta entrar en lo que yo llamo mi burbuja de recuerdos y lejos del ruido propio de esta época recapitulo todo lo que me ha sucedido. Quiero compartir con ustedes una de las cosas que marcaron mi vida en este año y la mejor forma de hacerlo es escribiéndolo.


En diciembre del 2017 decidí darme un regalo que hacía tiempo anhelaba. Recordé que había guardado un anuncio de Facebook de una empresa que llamó mucho mi atención tanto por el nombre como por lo que ofrecía. Se llamaba Machucabotones y podría realizar mi sueño de escribir. Sueño que tuve desde mi niñez y que por diversas circunstancias de la vida no pude desarrollar. Es más pensaba que por mi edad podía ser ya demasiado tarde. Así que con mucho temor me inscribí en “Como me da la Gana”.


El domingo en la mañana llegué al local de Buen Retiro. Era temprano para la clase. Toqué y me abrió la puerta una mujer joven y con una sonrisa inmensa que iluminó todo el espacio de lo que sería el salón de clases. Una mesa larga con muchos libros en el centro que invitaba a compartir. Ella me presentó al que sería mi otro profesor, un joven delgado que irradiaba tranquilidad, pues al conversar con él sentí que lo conocía de toda la vida. Todos los nervios que podía tener por emprender algo nuevo se disiparon.


Me sentí tan acogida por ustedes César y Leslie y les estoy tan agradecida por todo lo que me enseñaron. Rompieron mis esquemas sobre que para escribir se necesitaba mucha teoría. Me lanzaron de frente a hacerlo y para mí era increíble ver como fluían mis ideas hacia el papel. Y como a través de sus consejos y de las opiniones del grupo pude mejorar y adquirir mi propio estilo. De pronto el salón de clase se convertía en uno y mil escenarios a través de los relatos que compartíamos. No nos importaba el calor del verano, la tenue luz del sol que se filtraba por la ventana nos hacía sentir más unidos pues compartíamos una misma pasión.


Cuando terminé el curso estaba segura que mi vocación oculta era la de escritora y decidí tomar “Redacción Salvaje”. En él aprendí como editar y mejorar un texto. Pero el curso que me llegó al alma fue el siguiente que tomé: “Escritura Terapéutica”. Siempre consideré que me era muy difícil expresar mis emociones, pero en este espacio todos mis sentimientos salieron en forma de “catarata” y ustedes saben porque lo digo. Gracias a sus consejos encontré que una forma de curar heridas y resolver problemas era escribiendo.


Les agradezco infinitamente por todo lo que he recibido de ustedes este año y estoy a la espera de que me indiquen cual es el curso que debo tomar en el 2019 para seguir creciendo y desarrollando esta vocación que ha nacido en mí.


Que todos sus deseos se cumplan en el 2019.

Un fuerte abrazo

María del Carmen

167 vistas

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Páginas relacionadas con Machucabotones:

entrelibros.png
lcc.PNG

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Teléfonos:

(051)6937690 / 978224136