#Concurso: TODO EMPEZÓ CON UN JUEGO


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Pixabay

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



Todo empezó con un juego, justo casi después de quince días de cuarentena. Mi jefa tuvo la brillante idea de hacer un mini concurso en el grupo de wsp del equipo, el cual consistía en postear el meme más divertido sobre la cuarentena. Esta fue una muy buena idea para bajar las tensiones del encierro y acercarnos de manera lúdica entre diversas personas del trabajo, ya que nuestras labores hace algún tiempo se habían tornado a distancia.


Yo me lancé a publicar un meme que me pareció super divertido, para no mentirles, con el que me sentí un poco identificada y el cual decía lo siguiente: Para no aburrirme voy a desbloquear a mi Ex y discutir cosas que quedaron pendientes. #YoMeQuedoEnCasa. Obviamente no gané porque no fue el meme más creativo, hubo unos increíbles.


Sin embargo, algunos de mis compañeros me dijeron: “Lucía no lo hagas”, a todos ellos los convencí que no iba a pasar, ¿pero saben qué cosa hice finalmente?, terminé enviándole este meme a mi ex, que en realidad no sé si es ex, bueno no sé realmente qué fue y qué es. Creo que ustedes me entienden.


Obviamente me respondió por wsp, no lo pudo hacer por messenger, puesto que yo lo tenía bloqueado. Cosa tan normal en este tiempo. Ya no quieres seguir hablando, lo bloqueas; ya no quieres seguir sufriendo lo bloqueas.


¿Pero cómo bloqueas a alguien de tu corazón? No es tan fácil como decir, listo pasamos la página o lo que yo suelo decir continuamente: ¡terminamos el libro!


Esa persona pasó por tu vida y tú le abriste el corazón, tal vez de a pocos, quizás con miedo, pero lo abriste y no recibiste lo que querías y cómo lo querías. Bueno, bueno, para dejar el drama, todo se desarrolló de la siguiente manera.


Él me seguía la corriente descaradamente. Obviamente nunca se hace problemas, vive la vida a la ligera. Preguntas van, preguntas vienen, ¿cómo estás?, ¿qué haces?, ¿cómo está tu mamá?, etc. Pero luego estas se iban introduciendo de lo general a lo más cercano e íntimo: ¿cuándo nos vemos? ¿me extrañas?... Cuando acabe la cuarentena, ¿cuándo me darás mi regalo? , pues hubo una celebración significativa para él en este tiempo, ¿adivinan la respuesta? cuando acabe la cuarentena. Esas fueron las preguntas, sólo para citar algunas de ellas.


Y si en algo hemos coincidido los dos en todo el tiempo que nos conocemos, es en la respuesta: ¡cuando acabe la cuarentena!


Esta respuesta me hizo un dejavú de un comercial de muchos años atrás. No sé si recordarán los que no somos tan jóvenes, que hace algún tiempo había un comercial de una marca de aceite, en la que muchas personas hacían preguntas sobre cuándo haremos tal y tal cosa y otras les respondían: cuando se acabe la botella de aceite, esto era en alusión a que el aceite era tan bueno que duraba bastante tiempo.


Pues bien, esta cuarentena empezó con 15 días en el que nos preocupábamos tanto porque simplemente terminaría pronto, luego pasamos por 30 días y ya llegaremos a los 60 días, si los cálculos no me fallan.


Escucho a varios amigos y amigas que tienen miedo a comprometerse a algo, porque no saben a ciencia cierta cuándo acabará la cuarentena y esto no está mal, no tenemos control en las decisiones que están fuera de nosotros. Pero cuando el miedo va más allá de que alguien pueda o no quedar contigo para ir al cine o tomar un vinito, sino que este miedo es realmente al “compromiso”, aquí viene mi preocupación.


¿Cómo conciliar una relación de pareja cuando una persona quiere comprometerse y la otra no?


Quisiera en este tiempo de cuarentena descubrir el EUREKA de este tema. Pues no basta que dos personas se atraigan, tengan química, si uno va por la derecha y el otro quién sabe por dónde. Hace poco escuché que algunas parejas no tienen química sino matemáticas, porque ellas sólo tienen problemas. Me pareció tan divertido y acertado, pero no me responde a la pregunta en cuestión.


Y mientras todo empezó como un juego, memes van, memes vienen, preguntas van, preguntas vienen, parece que esto no terminará cuando se acabe la botella de aceite, sino cuando uno de las dos personas en mención, no quiera dar un poquito más para conciliar y llegar a un mutuo acuerdo.


Quizás espero demasiado de la vida, de las personas, del amor. ¿Pero por qué conformarme con menos? ¿Acaso no me merezco lo mejor? Pues entonces intuyo que esa persona no es la persona indicada para mí. ¿Qué hago? ¿Paso la página? ¿Termino el libro?


Lo siento, realmente lo siento, no puedo evitarlo, creo que volví a ser dramática. Pero noooooooooo, esta vez haré algo distinto, escribiré para sacar entre broma y broma, un tema serio que me ronda la cabeza y me hinca el corazón. Y si bien todo empezó con un juego, ahora todo terminará con un escrito; el mío



Autora: Lucía del Mar.



Si te gustó este texto, compártelo en tus redes usando los iconos de abajo.

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG