Leslie Guevara: “Las chica jamás te dirán 'Vamos a ver una porno'"



Autora de la popular y polémica columna La Calata Culta de El Útero de Marita en una amena charla con Lima en Escena

Hace aproximadamente dos años descubrimos la columna La Calata Culta publicada en la sección Cultura del semanario Velaverde. Historias eróticas, sensuales, divertidas, atrevidas y osadas desde una mirada femenina. Experiencias eróticas de una joven que escribe tendida en su cama.

Al final de cada historia Leslie Guevara firmaba como la autora de las mismas. Siempre pensé que se tratada del seudónimo de una escritora o escritor consagrado. Jamás imaginé que la autora de La Calata Culta, columna que desde el pasado abril forma parte de los guest stars de El Útero deMarita sea una joven y dinámica comunicadora. En las siguientes líneas una charla face to face con Leslie Guevara.

-Leslie. ¿Lima es una ciudad pacata?

-¡Totalmente! Lima es pacata cuadriculada y juega con la doble moral.

-En otras palabras ¿nuestra ciudad es hipócrita?

-Lima vive de las apariencias y de las caretas. Siempre pone la que le acomode mejor de acuerdo a las circunstancias.

-Frente a este universo de caretas y doble moral. ¿Cómo piensan los jóvenes de tu generación?

-Algunas chicas con quienes he tenido la ocasión de charlar son tímidas principalmente cuando se trata de hablar sobre sexo. Ellas jamás te van a decir: “me he masturbado toda la tarde” o “deseo chupársela a mi pareja…”

-¿Por qué consideras que algunas jóvenes no hablan con libertad sobre el tema sexual o su propia sexualidad?

-Por la manera como están formadas. Muchas siguen las pautas, las reglas impuestas por sus padres. Las chicas aún no se liberan menos se comunican y hablan con libertad. Si las muchachas hablarán libremente sobre el tema sexual o sobre su propia sexualidad, sus deseos, serían más FELICES.

-A través de tu columna La Calata Culta, percibimos a una autora libre de todo prejuicio. ¿Eres así en tu día a día?

-¡Si, claro!

-Percibo también a una escritora sin ataduras…

-Lo que percibes a través de tus lecturas de La Calata Culta es un trabajo absolutamente inconsciente. La pluma fluye de manera natural. No le doy cabida a los discursos canónicos, soy yo y punto. Si me detuviera a pensar lo que diría la gente o asumiría ese pensamiento chato, pacato limeño, estoy totalmente segura que no escribiría ni una palabra…

-¿Cómo se prepara la autora de La Calata Culta?

-Me encanta leer. Me levando a las cinco de la madrugada para leer. Me agrada investigar. Investigo sobre temas que me interesa saber. Soy una esponja. Otra de mis aficiones es charlar con personas mayores, personas que te puedan trasmitir alguna enseñanza, un ejemplo.

-La Calata Culta va más allá del tema erótico…

-¡Claro que sí! El mensaje final de mi columna es que los lectores o lectoras siempre valoren su presente, disfruten su día a día. ¡Aprendan a quererse! ¡Lean! ¡Escuchen buena música! ¡Vayan a ver una buena película!

-No es una calata ramplona.

-¡No para nada! Es una chica que se levanta muy temprano a leer e investigar. Es una chica risueña que toma jugo de naranja en carretilla y se acomoda a su realidad.

-¿Asumes alguna disciplina para escribir?

-Cuando escribo pienso y digo: “que fluya”…eso es todo. ¡No pienso en nada y no creo en nadie!

-¿Eres así desde siempre?

-¡No, para nada! Antes era una chica correcta, tímida, una “señorita”.

-¿Cómo se da el cambio?

-A los 20 años exploté y me dije encuentra tu pasión y te salvas.

-¿Te salvas de esta ciudad de caretas, de doble discurso…?

-¡Por supuesto!

-Ahora eres literalmente “sucia”…

-Risas… ¡No soy sucia! Sencillamente me liberé de una serie de prejuicios que te impone la sociedad, la vida misma. De pronto empecé a aceptarme y asumir todos mis errores y seguir adelante.

-¿Cómo surge La Calata Culta que particularmente la descubrí en la revista Velaverde y ahora se puede leer en El Útero de Marita?

- La Calata Culta nace en el año 2013 con la revista Velaverde. César Bedón era el editor de cultura en ese momento y fue precisamente él quien me invitó a escribir. Trabajé la primera columna sobre la idea de una chica desnuda en la cama leyendo libros. Empecé como jugando, luego vino la segunda historia, la tercera, y todas armonizando el tema sexual con algunas pinceladas de cultura o temas culturales como arte, música, cine o literatura.

-Ahora que la columna migró a El Útero de Marita percibimos otra tónica ¿no?

-Sí ha cambiado.

-¿Está más libre…?

-La autora es ella misma. Cuenta su historia y en algunos pasajes me agrada poner el dato de alguna canción o película. Particularmente, me gusta escribir de lo que deseo leer.

-Además del tema erótico sexual tus historias están asociadas a canciones, películas, libros. Aludes a Patti Smith a nuestra querida Lucha Reyes.

-¡La música es vital! Esta ahí en tu habitación o en un cuarto de hotel y la escuchas mientras te duchas o masturbas incluso subes el volumen para disfrutar de ella y lógicamente para no hacer bulla. Ahora que mencionas a Lucha Reyes justo la escuchaba cuando estaba con mi compañero.

-¿Escuchabas a Lucha mientras hacías el amor con tu pareja?

-¡Sí!

-¿Orgasmo y música van de la mano?

-¡Eso pasó! La negra Lucha me encanta me motiva. Me parece lindo todo lo que uno experimenta con sus interpretaciones mientras esta con su pareja.

-Otro de los aspectos que hay que destacar de las historias de tu columna es tu familiaridad con personalidades: Frida Kahlo por citar apenas un ejemplo.

-También con poetas como Carmen Ollé. Es una poeta que me agrada y Noches de Adrenalina es un libro vital. Carmen es mi heroína. Me parece muy importante que tengamos personajes a quien admirar.

-Me decías que uno de los objetivos de La Calata Culta es que sus lectoras traten de ser más libres…

-La idea de la columna es que las lectoras se liberen de ciertos prejuicios y que hablen con plena libertad de lo que se les ocurra. Las chicas no hablan de su sexualidad. No hablan de sus deseos. Tienen que hacerlo. Ellas te dicen acompáñame a la peluquería pero jamás te dirán vamos a ver una porno. Hablar de sexo no es malo menos horroroso o sucio…

-El elemento cinematográfico también destaca en tus escritos. ¿Responde a tu formación?

-¡Sí! Estudié cine. Justamente tengo a la mano un guion que lo pienso a filmar este año.

-¿Un corto?

-Será un cortometraje, más adelante te contaré de qué se trata. Me apasiona el cine razón por la que en las historias juego mucho con nombres de películas y directores también.

-¿No es casual todas estas alusiones a personajes del séptimo arte?

-No para nada. Deseo que las personas que me leen y me siguen tengan curiosidad y puedan ver estas películas y abrir su universo de intereses en tanto música, libros, películas.

-¿La Calata Culta se convertirá en un libro?

-Sí. Tenemos planeado juntar todas las columnas acompañadas de ilustraciones y publicar un libro. Luego vendrá un libro de cuentos para adolescentes. Son proyectos que están en marcha.

-Alguna vez has tenido problemas de censura.

-Me salí de la revista Velaverde porque una empresa no deseaba invertir en la revista. De otro lado, hay una serie de personas, principalmente hombres, que comentan la columna diciéndome que doy mal ejemplo a las mujeres. ¡Los hombres son muy machistas!

-¿Te sientes mal por estos comentarios machistas?

-No los tomo en cuenta.

-El nombre La Calata Culta. ¿Cómo surgió?

-Lo creamos con César Bedón.

-¿Qué personalidades te han influenciado?

-Anais Nin, por la fuerza de sus textos llenos de erotismo. De otro lado, me agrada Clarice Lispector por su estilo, y finalmente Carmen Ollé, a quien admiro.

-En música...

-Lucha Reyes y Chabuca Granda.

-¿Chabuca Granda?

-Sí, Chabuca es mi chochera. Debemos escuchar a Chabuca más seguido y al detalle. Hay erotismo en sus canciones. El puente de los suspiros es una interpretación muy bella. Después de su divorcio Chabuca se fue arriba.

-Ahora, es poco usual observar al común de los jóvenes admirar a Chabuca Granda o a Carmen Ollé…

-Bueno, ambas me agradan. Las investigo y las estudio…

-Esa liberalidad que has logrado tanto en el plano profesional, como en tu faceta como mujer ¿tiene el soporte de tu compañero?

-¡Claro que sí! Tengo una relación de siete años con mi novio. Él es muy abierto y nos divertimos mucho. También escribe. Dialogamos mucho.

Sobre Leslie Guevara

Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad San Martín de Porres y descubrió que le gustaba escribir y conversar con las personas. Así consiguió trabajos como reportera, redactora. Su interés principal es escribir. Estudió cine porque quiere hacer una película. En el 2013 apareció la columna La Calata Culta en la revista VelaVerde. Al encargársela, el editor le dijo: “Se supone que trata de una chica que la mayoría de veces escribe calata sobre su cama… ¿tú podrías escribir eso?” Ella dijo que sí podía y le gustó. Leslie dice que aprendió a escribir con La Calata Culta.

La Calata se fue a la web El Útero de Marita desde abril del 2014, y se publica allí hasta el día de hoy. Leslie también hace entrevistas periodísticas para esta web. Ella desea ser un poquito seria. Desde el año pasado Leslie dirige Machucabotones, plataforma artística peruana, junto con César Bedón. Ambos hacen trabajo audiovisual, textil y editorial: todos los meses organizan talleres de escritura creativa.

[Link al artículo original.]

#Prensa

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG