UN DÍA DE CLASES SIN INTERNET


Sábado. 5:30 pm. Me encuentro en la universidad, en un aula donde la cobertura móvil es nula. Aquí no hay manera de que uno se distraiga, a menos que le guste escribir.


He venido para un único curso: “Sistemas de Radiodifusión y TV Digital”. ¿Te suena complicado? Pues en realidad no lo es. Al menos, no hasta ahora.


Nuestra primera tarea ha sido investigar y elaborar una exposición acerca de la historia de los diferentes sistemas de radiodifusión en el Perú. No son tantos como la palabra “diferentes” sugiere, básicamente son la radio y la TV. A mí me ha tocado averiguar sobre la radio. Mi fuente principal ha sido un video que encontré en YouTube del programa “Sucedió en el Perú” que duraba 48 minutos. Sin embargo, verlo me tomó hora y media. Constantemente pausaba el video para poder anotar todos los datos.


***


El primer grupo concluye su exposición y el profesor invita al siguiente a pasar al frente: “Ya, muy bien. Siguiente grupo, ¡adelante!”


***


Detuve un momento el movimiento del lapicero porque creí que me tocaba a mí, pero no. Otros se ofrecieron en salir primero. Yo muy pocas veces he hecho eso. A menudo me he pasado las clases deseando que los demás grupos se demoren lo suficiente como para que mi presentación se postergue.


No mentiré: ha habido veces en las que no me he preparado bien, y he tenido que leer lo que estaba escrito en la diapositiva, y también ha habido veces en las que, a pesar de haber estudiado el tema, no he querido exponer porque he sospechado que, llegadas las preguntas, estaría jodido... “¡Muy bien! Un aplauso para sus compañeros. No se sienten aún. ¡Pregunta! ¿En qué sistema se trabajaba antes? ¿Qué protocolo se utilizaba?” diría el profesor, o algo así.


“¡Es que no investigas!” diría mi viejo. Y tendría toda la razón del mundo. Pero investigar acerca de algo que no capta tu interés es difícil.


***


El segundo grupo culmina su presentación y se sienta. El profesor repasa su lista e invita al grupo del narrador: “Ya, ahora sí. El grupo de la radio, ¡adelante!”


***


Listo, acabo de exponer sin contratiempos. ¿En qué estaba? Ah sí, ya recuerdo. Les decía que leer algo que no se encuentra relacionado con tus gustos puede ser tedioso. La mente tiende a ofrecer resistencia para retener términos técnicos, leyes, estándares. Debe ser alguna clase de control. Como si en el hipotálamo existiera un dispositivo cuya función es prevenir el almacenamiento de información que no concierne a nuestras tendencias internas. Como en un USB, cada megabyte cuenta.


¿Qué es lo que guardas en un USB o en Google drive, en Dropbox, en la nube?

—Ahora prácticamente todo se almacena en internet. Poco a poco estamos confiándole nuestras vidas. Así como en "Plaga"... Yara.


Bueno, ¿qué guardas? Información que no quieres perder, ¿cierto? Documentos que no quieres extraviar. Fotos y videos de momentos que no quieres olvidar. Música que te gusta… QUE TE GUSTA.


En el cerebro es igual. Cuando hallas algo que te gusta, algo de lo que quieres saber mucho más, y que por supuesto no quieres olvidar, buscas en diccionarios, en enciclopedias, en la web e incluso en libros conectados levemente con el tema.


Le quieres proporcionar a toda esa información estudiada un sentido, un propósito válido para que permanezca en tu mente de forma permanente. ¿Lo encontrarás? Por supuesto que sí. Pero, ¿te cuento un secreto? Todo está relacionado con todo. Nada es excluyente. Incluso aquello que odias está relacionado con aquello que amas. La economía está relacionada con la educación, la educación con la ética, la ética con las ciencias, las ciencias con la naturaleza, la naturaleza con el arte, y el arte contigo. Pero aún no lo ves. Por eso las cosas que te valen una mierda las dejas de lado.

Literatura, matemática y arte vinculados

Sin embargo, al leer, un libro te llevará a otro libro, que a su vez te llevará a otro, permitiéndote que de esta forma enlaces, tarde o temprano, temas, materias. El deporte con la ingeniería, por ejemplo.


De algún modo encontrarás la motivación necesaria para culminar aquello que ni siquiera quisiste comenzar.


¿Quieres aprender a escribir? Visita www.machucabotones.com

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG