#Concurso: ENTRE MASCARILLAS Y DISTANCIAS


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Pixabay

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



Hoy me desperté sabiendo que iban ya varios días de cuarentena, según leí ya íbamos como 16 días, nunca los cuento a decir verdad, pero supuse que ya eran más de dos semanas por las noticias y algunas publicaciones de amigos, hablando de aburrimiento e histeria colectiva familiar. Intenté comprender el por qué de todo esto, el confinamiento involuntario me da cierto tiempo prolongado para hacerlo, un buen día el presidente nos dijo que usáramos mascarillas al momento de salir para evitar el contagio, nunca me había puesto una, pero todo sea por evitar la pandemia, pensé! Para ser honesto solo salgo a comprar y regreso, me ocupo de lo mío y regreso, pero suelo observar todo a mi alrededor y puedo percatarme de que la gente anda algo colérica, de mal humor y nerviosos, bueno! no es para menos, mientras tengan sus mascarillas y guarden su distancia todo bien, pensé! sigo en lo mío.

Regresé a casa con mis víveres, bueno ya estoy abastecido por un buen tiempo, me dije! cociné, ví una película que me recomendaron y luego empecé a conversar con algunos amigos, entre videollamadas y chats, entre juegos online y conversas por teléfono pude percatarme de algo en particular, creo que un virus nuevo se había propagado a la par del que ya andábamos padeciendo, el “virus del aburrimiento”. Me puse a observar nuevamente, me pregunté algunas cosas como “¿Les hará falta algo en sus casas?”, pero de inmediato supuse que no, reflexioné por unos minutos y me respondí: el aburrimiento está en la mente, es que no concebía la posibilidad de llegar a un estado de vacío y falta de actividades que nos llevaran al aburrimiento y de pronto empecé a hacer una lista de cosas que podríamos hacer y que quizá antes jamás hubiéramos hecho o logrado terminar, en mi caso ordenar todo mi cuarto ó terminar ese libro que me recomendaron, ah! y sí también pude terminar de ver esa película que dejé a la mitad hace semanas, seguí haciendo mi lista de pendientes por terminar y algunas por empezar.

A veces me pongo a meditar, práctica que me apasiona mucho realizar y pienso en la ansiedad de algunos amigos a los que esta cuarentena los ha llevado, la línea hacia la depresión se torna muy delgada y quizá fácil de romperse, volví a pensar! pero hay algo que me hizo reflexionar profundamente y es darle un giro a esta situación, quizá ver este aislamiento involuntario como una suerte de terapia, de catarsis, de reencuentro, de reflexión, de introspección, de reconciliación consigo mismo/a, pero también con tu familia, amigos o alguien que consideres muy especial, quizá para conocerte un poco más, comprender y sobretodo empatizar con nuestro entorno, dejar de pensar por un momento en nosotros, dejar de preocuparnos por no poder salir y tomarnos esa cerveza con amigos en el bar que tanto nos gusta o salir con esa persona que nos morimos por volver a ver; ir más allá es entender que ya nuestra vida como la conocemos no volverá a ser igual, nadie volverá a ser igual, yo siento que cada uno de nosotros será mejor, a nuestro modo, pero cada quien lo será y el día que esto acabe, nos volveremos a abrazar y diremos cuánto nos hemos extrañado, pero sé que después de que todo esto acabe, ya no existirán más mascarillas y distancias


Autor: Joe Zega.



Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG