#Concurso: BESOS Y ABRAZOS


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Google Images

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



Los retiros son buenos para encontrarte contigo mismo y conectarte con Dios, se dice, pero en mi caso este retiro tan especial, al que le dicen cuarentena, es para descubrir que mi vida puede ser muy rarita si es que no tengo un celular.


Y ahora las personas se preguntan ¿Cómo una adolecente no puede tener un celular? Y la respuesta es simple, lo perdí en el verano. Mi papá me dijo que me iba a comprar el que yo quisiera cuando viajáramos a USA en julio (Ósea el i-phone 11) pero con todo esto, no puedo ir ni a la esquina (Literal).


Y con el tema de no salir, no he puesto ni un dedito de mi piecito talla 39 ½ (dependiendo de la marca) fuera de mi casa durante casi un mes, como casi todo el mundo responsable y obediente que cumple lo que dice la ley. Y me dan cólera los pesados que salen a la calle porque se les da la maldita gana, y no se dan cuenta de que están poniendo en riesgo y su vida y la de los demás, como la de los policías. Yo que Vizcarra hacia que le metieran su balazo a todos aquellos que salen a la calle durante el toque de queda sin ningún motivo absolutamente necesario, como en Filipinas, y sino su dardo tranquilizante a lo loco y ya está.


En casa es todo rarito, me despierto más o menos a las 9 o 10 aproximadamente, luego tomo desayuno con mi mamá que se llama Zhenia, mi papá; Daniel y mi hermana; Gianella a quien decimos Gigi,


Después, me baño y enciendo la computadora (ya que no tengo teléfono) y reviso si han dejado tarea. Sobre la tarea no me quejo, casi siempre entiendo, pero a veces me da una flojera tremenda que no quiero hacer nada más que ver Netflix en mi laptop y me da igual todo lo demás, pero luego pienso que quiero entrar al MIT, que me quiero casar con un churrazo al estilo Cole Spraus (cosa que nunca pasaría si no soy por lo menos Inteligente), también de que quiero salir de mi casa y comprarme un apartamento en alguna de las ciudades más hermosas del mundo(otra cosa que nunca pararía si no tengo plata) y es entonces cuando al toque comienzo a hacer las tareas,


Y cuando termino de hacer todas mis tareas virtuales, entro a mi cuenta de Netflix y veo mis series hasta que me duela la espalda por estar mal sentada mucho tiempo y me eche en mi cama para seguir viendo. En estos últimos días estaba viendo Riverdale (y es ahí donde me enamore de Cole) y también Élite, pero la terminé, y ahora estoy viendo una interesante que se llama Dinasty, pero no se compara con Riverdale. Estoy abierta a escuchar recomendaciones porque ya no sé qué ver.


Continuando, mi madre me llama para almorzar y la mayoría de veces para que le ayude también o para que me fría un huevo porque no como carne. Soy pecetariana, y mi tenedor no ha tocado ni un solo pedazo de carne desde el regreso de vacaciones del julio del año pasado, no me fue tan difícil, pero para mi mamá y mi abuelita fue todo un drama, que supuestamente yo solo quería llamar la tensión, cosa que era una estupidez porque lo que quiero es que mis padres me dejen en paz, y luego de mucho tiempo mi madre lo está ha aceptado.


Luego del almuerzo, voy a mi cuarto normalmente no hay Wifi en mi laptop (y los motivos solo los sabe Dios) y es entonces cuando comienzo a releer los libros que tengo en mi habitación. Me gusta ¿A una adolecente le gusta leer? Si pues, y me encanta hacerlo. Antes lo odiaba, pero gracias a mi amiguitas Cristina y Anghel, ahora me fascina leer ¿Que como lograron hacerlo? Pues honestamente no lo sé, creo que con el simple hecho de verlas leer o hablar de libros que ya habían leído me inspiraba a hacerlo también o para no quedar como una tremenda bruta.


Y cuando no estoy leyendo pues me encierro en mi cuarto, pongo música que tengo descargada ilegalmente (todos tenemos nuestro lado rebelde) y comienzo a pensar lo que hubiese pasado ente año si no hubiese habido una pandemia. Y para este año tenía muchas expectativas, cosas y metas en mente como por ejemplo: ganar lo juegos florales de este año, ganar alguna medalla en los ADECORE de vóley o atletismo, el retiro de promoción, ser animadora de comunidades estudiantiles, quito superior, el viaje de estudios a Cusco, los quinos, etc. A veces maldigo al coronavirus por todo lo que nos está haciendo, las personas que están sufriendo por su culpa, para mí, son un gran motivo para para enfurecerse con ese virus de porquería. De vez en cuando me asusta un poco, porque de ver a tanta gente que está sufriendo porque él se ha llevado a alguno de sus seres queridos, me da miedo que a mis familiares o amigos les pase algo, que ese virus también se apodere de ellos y quiera llevárselos como a los otros, me da mucho miedo volver a perder a alguien que quiero tanto.


Para terminar, si tú eres una de esas personas que está saliendo de su casa porque no tienes tu gaseosita para el almuerzo o porque se te antojo un heladito, pues de digo de que deberías aprender a tener empatía con los policías y doctores que se están esforzando muchísimo para poder controlar la situación de este maldito virus. Y puede sr que está pandemia tenga sus motivos como que Dios la mandó para reducir la contaminación y no sé qué más, pero sí sé que es mortal y que puede matarnos a todos si no somos responsables y no cumplimos con las medidas de prevención



Autora: Daniela Núñez Chávez.



Si te gustó este texto, compártelo en tus redes usando los iconos de abajo.

0 vistas

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Páginas relacionadas con Machucabotones:

entrelibros.png
lcc.PNG

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Teléfono:

978224136