#Concurso: CORAZONES TRANSFORMADOS


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Pixabay

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



Empezaba a llover muy fuerte, se escuchaba como los truenos se apoderaban de las calles, las gotas de lluvia eran cada vez más intensas, estaba a punto de salir de casa rumbo a mis clases de matemática, hasta que me llego un mensaje de mamá diciendo lo siguiente:


-Hija ya no salgas de la casa, está lloviendo muy fuerte y entraremos en cuarentena.

-Hmm está bien mami me quedaré en casa –respondí dudosamente.


No entendía muy bien a que se refería mamá, así que decidí prender el televisor, sintonicé el canal de noticias y fue ahí donde empecé a entender la situación por la cual estábamos atravesando a causa de una pandemia llamada COVID-19 más conocido como CORONAVIRUS. Jamás en el mundo se había visto una pandemia tan grande como esta.


Fui a la casa de mis abuelitos, ellos viven en el primer piso de nuestra casa, estaba a punto de preguntar a mi abuelita por mis papás y hermanos, pero ella me dijo lo siguiente:


-Tu mamá me llamo, dice que ya está viniendo con tu papá y tus hermanos.


-Ay gracias a Dios ya están viniendo –respondí con un alivio profundo en mi corazón, ya que estaba muy preocupada, pero decidí poner mi confianza en Dios y orar mucho por esta situación que recién estaba por comenzar.


Luego decidí subir al segundo piso, ahí es donde yo vivo, me puse a investigar más, también estuve estudiando, empecé a escuchar pasos y salí a mirar por mi ventana, eran mis hermanos y mis papás al fin habían llegado.


Estando en casa nos informamos más de esta situación, todos los ciudadanos tendrían que cumplir la orden de aislamiento que había dictado el presidente para permanecer en casa, por causa de esta pandemia tan grande en todo el mundo.


Pasaban los días y el presidente aumentaba más los días de cuarentena, en las noticias habían cada vez más casos, las personas estaban falleciendo, contagiándose, personas de recursos escasos, desempleados, la gente empezó a entrar en pánico. Otras personas no acataban las órdenes que dictó el presidente, en las redes sociales empezaron a publicar noticias totalmente falsas que no eran de las fuentes oficiales.


La situación es realmente alarmante, otras personas se dedican a hacer memes o chistes de burla sobre esta pandemia, no era lo correcto estar haciendo esos comentarios fuera de lugar ya que muchas personas están sufriendo a causa de esta enfermedad, buscando una esperanza de poder vivir.


¿Acaso tenía que pasar esta pandemia para recién darnos cuenta de que teníamos que estar más unidos en familia?, ¿Nos daremos cuenta que otras personas necesitadas buscan un hogar, amor y familia? Estas circunstancias nos llevan a pensar mucho más sobre la situación actual que estamos viviendo.

Seguían pasando los días, habían más casos pero felizmente ya habían cerrado las fronteras del país, hace unos días atrás toda esta situación da mucho que pensar : Que valores estuvimos practicando, que acciones estábamos realizando en nuestra vida diaria, también si estuvimos realizando actos de caridad o compasión.


La tecnología ha ido avanzando año tras año y eso nos llevó a poder investigar más sobre varios temas que no sabíamos, pero si nos ponemos a pensar detenidamente esto nos ha llevado a pasar más tiempo en redes sociales, no pasar tiempo en familia, no hacer deporte, no poder conversar, ni cocinar recetas de la abuela; simplemente solo pensábamos en los estudios, trabajo, dinero y día tras día íbamos dejando de lado lo que de verdad tiene importancia y valor: Dios y la familia.


Esta cuarentena nos hace dar cuenta en que estuvimos más tiempo concentrados en otras actividades.


Pero es tiempo de cambiar, ajustar nuestros horarios, organizar nuestro tiempo y empezar a pasar más tiempo en familia, disfrutar día a día con nuestros familiares; a pesar de todas las circunstancias que podamos estar afrontando en la vida diaria Dios y nuestra familia siempre estarán más cerca de nosotros, tienen un precio invaluable.


En mi familia estos días estuvimos pintando, cocinando, conversando más, viendo películas. Mi mamá, mi hermana y yo organizamos un tiempo especial para pintarnos las uñas, hacer mascarillas faciales, cocinando entre otras más, nos hicieron dar cuenta de los pequeños detalles que podemos disfrutar día a día y apreciar más lo bonito que Dios nos da en la vida.


También me puse a pensar en los más necesitados, que no tienen comida, un hogar, amor, una familia; demos gracias, porque si tenemos lo esencial para vivir debemos estar muy agradecidos con lo que Dios nos ha dado y si tú puedes aportar donando dinero o ayudar, hazlo porque estarás haciendo un gran acto de amor hacia quienes más lo necesitan, poniendo en práctica el amor al prójimo, la solidaridad y bondad.


Que esta cuarentena no sea impedimento para seguir practicando los valores aprendidos día a día.


Por mi parte en esta cuarentena estuve estudiando, leyendo, escribiendo, viendo películas, cocinando, ayudando en casa ,haciendo deportes, pintando entre otras actividades que hace mucho las había dejado de lado por no organizar bien mi tiempo.


En esta cuarentena ayudemos a nuestros familiares, amigos, conocidos que puedan estar sintiendo miedo ante esta situación, demos palabras de aliento, ánimo, y sobre todo diciéndoles que Dios tiene el control de esta situación y nos llevará a tiempos mejores.


Muchas actividades fueron suspendidas por esta pandemia que estamos atravesando, sigamos poniendo de nuestra parte para poder superar este impedimento momentáneo para toda la humanidad.


A veces hemos puesto nuestra confianza en nosotros mismos y no en Dios como creador y ser supremo en nuestras vidas, Dios es la cura a esta pandemia.


No dejemos de comunicarnos con nuestros familiares por llamada, video llamada, como también no dejemos de orar pidiendo a Dios que nos ayude en estos tiempos tan difíciles.


Que este tiempo sirva para poder cambiar nuestros defectos convirtiéndolos en virtudes.


Tengamos fe, amor, esperanza y que nuestros corazones sean transformados en tiempos de cuarentena por nuestro creador



Autora: Sabrina Torres Campano.



Si te gustó este texto, compártelo en tus redes usando los iconos de abajo.

253 vistas

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Páginas relacionadas con Machucabotones:

entrelibros.png
lcc.PNG

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Teléfonos:

(051)6937690 / 978224136