#Concurso: RELATO DE CUARENTENA


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Pixabay

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



En esta mañana estuve pensando, la razón de vivir, pero cual fue ese autoconsciente que me detuvo con esa idea, me levanté fui hacia el corredizo de mi casa, encendí la televisión, y me fije las noticas, que para mí en estas épocas era algo perturbador, sobre el aumento de casos, e entre otras cosas más, apague la televisión, me fui hacia mi cuarto , pensé y me pregunte ¿ por qué se va aumentando los casos?, donde ya tenia respuesta alguna, revise mis redes sociales, la cual la tendencia esta sobre esta enfermedad. Pero en una de esas vi personas inescrupulosas que salían a la calle sin alguna protección, personas en estado vulnerable sentado en las calles, según para las otras lengua de nuestra sociedad ,”indigentes”, que o tenían ningún apoyo alguno, personas criticando sobre el estado de emergencia , pero hasta donde llego la ignorancia de las personas, apague mi celular , me relaje en uno de los rincones de mi cuarto, medite, que trajo esta epidemia , lo que vi que el mundo estuvo mejorándose en unas cuantas semanas, aves volando en el cielo azulino mas hermoso, peces en un gran aumento, la capa de ozono regenerándose, entonces que había pasado, durante esta cuarentena que seguimos, dejamos de contaminar el medio ambiente, que al salir en los balcones las personas podían ver un hermoso panorama como la creación tan inminente, pero en otro lado de la cara, vemos los diferentes modelos del estatus social, como las políticas bélicas malogran a una nación, o personas más valerosas como médicos y científicos en una sola búsqueda , en hallar la cura sobre esta enfermedad. En fin, me desperté de esa meditación tan profunda, fui hacia mi bibliotecario en busca de una obra tan especial para pasar en esta cuarentena, y encontré uno de mis libros favoritos, que es el “diario de Ana Frank”, cada hoja menciona un detalle, que es escribir en vez de ponernos en una desesperación alguna, narraba cada momento vivido, era una fiel copia de su biografía día tras día , termine de leer, y me puse a escribir versos o composiciones para relajarme del estrés tan inminente que tiene los noticieros del día, en una de esas cree, si pensarlo este pensamiento: “mil siluetas caminaran el fin de esta crisis sonara a las doce campanas”, que abre intentado decir , me pregunte.


Ya era de noche, donde los policías circulan de noche protegiéndonos y cuidándonos, que ellos también están expuestos a tal peligro, pero ellos con valentía y honor cuidan nuestras calles, tome café , pero esa dulzura trajo consigo una imaginación de su fuerte olor a la naturaleza, termine el exquisito café hecho con amor, lave los cubierto utilizados y camine hacia alrededor de mi dormitorio dando vueltas en sentido de la manecillas del reloj , me senté en cama, prendí mi celular me fije un rato las redes sociales, puse atención a todas las publicaciones donde veía que pocas personas daban víveres a las personas necesitadas , pero con tierno mensaje, lo cual menciona así: la solidaridad es muy valiosa que todas las cosas del mundo, sin la necesidad de estar posteando en las redes sociales presumiendo lo ayudado sin un amor incondicional a la persona. Me puse mi ropa para dormir, apague las luces y me puse rezar hacia el creador, rezos con la intención de acabar con esta plaga que miles de personas ya murieron, me acosté y quede profundamente dormido. Donde soñé las historias que me contaba mi tío abuelo, que vivía en su infancia y juventud, donde me ayudo a conocer la ciudad de las iglesias y sus tradiciones a la vez. Ese sueño fue el más increíble, me desperté, salí a mi balcón miré el amanecer tan complejo, como el mismo patrón que se repite cada mañana, donde las estrellas más luminosas, que a cada minuto que pasaba se perdían en el cielo infinito, camine hacia el cuarto de mi madre, donde le salude con un tierno beso, fui hacia mi cuarto saque mis libros , ya que teníamos clases virtuales , encendí mi laptop e inicio, sobre el medio ambiente, el mundo que nos rodea, el hogar que nos da la vida. Y pasaron los minutos donde en cualquier parte del mundo ocurre algo, terminaron mis clases, descansé un rato, prendí la televisión, estaba dando el mensaje del presidente sobre las medidas de prevención que deberíamos tomar, pero no cumplimos. Apagué la televisión me puse a jugar con mi hermano los juegos más tradicionales, en el patio trasero de mi casa donde flores y hermosas coloridas mariposas reflejaban un amor hacia la naturaleza, donde en ese patio llenamos de alegrías y gritos de felicidad, juegos como las escondidas, o el avioncito, saltos y brincos era ese el lema.


Esos juegos de la vieja escuela, que momentos tan inmemorables, el sol se estaba ocultando en el oeste, tan frondoso de los cerros de mi alrededor, donde un hermoso cielo se miraba, y poco a poco se notaban las estrellas en el cielo infinito. Me fije la hora, ya eran las 6 de la tarde, tocaba de mi serie favorita, una serie donde hablaba sobre el tiempo y espacio entre dimensiones paralelas, donde en alguna vez hemos escuchado ese nombre tan peculiar, “DOCTOR WHO”, pasaba el tiempo sin darme cuenta, ya había pasado casi tres horas, y recodaba que tenia que hacer una llamada a mis abuelitos que estaban en otro lugar, a la cual con esta cuarentena no se les puede visitar, escuchaba su voz melodiosa de mi abuelos, termino la llamada camine hacia el corredizo que iba hacia mi cuarto , apague las luces , coloque mis audífonos, y empecé a escuchar mis músicas favoritas , como en forma de meditar sobre lo que esta pasando en mi alrededor, por eso con más palabras entendí los significados de los problemas a mi alrededor, desconecte la música y apague mi celular, y todo quedo en un profundo silencio



Autor: Franco Palomino Calderon.



Si te gustó este texto, compártelo en tus redes usando los iconos de abajo.

0 vistas

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Páginas relacionadas con Machucabotones:

entrelibros.png
lcc.PNG

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Teléfono:

978224136