#Concurso: PRINCIPIOS DE UN HOMBRE EN CUARENTENA


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Pixabay

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



El primer día que todo esto empezó yo estaba de regreso a mi casa en Lima, como de costumbre, primero me dirigí a la casa de mi tío Cesar, hermano de mi padre, para cenar. En casa de mi tío me puse a conversar con una de mis primas, cuando en la televisión se presenta el presidente a dar el primer mensaje a la nación frente a esta pandemia. Fue muy claro: “se suspenden las labores públicas y privadas con excepción a las industrias de alimentos y centros médicos” – Vizcarra Taso. Cuando el presidente termino de dar su mensaje mis compañeros de trabajo me llamaron para comunicarles cual era mi decisión. Soy líder de un grupo de trabajo en una empresa de servicios y bueno, en ese momento, tuve que tomar una decisión. Llame a mi superior, tuvimos una reunión vía telefónica y acordamos en suspender toda la producción al día siguiente.


El presidente también pidió inamovilidad de toda la población durante 15 días, tuve que alistar mi equipaje para salir de viaje, de regreso a casa de mis padres. Mis padres viven en Chimbote y sé que estando cerca de ellos, ellos iban a estar más tranquilos. Eran las 10:12 p.m. cuando salgo hacia el terminal de plaza norte. No conseguí pasaje para viajar esa noche, los pasajes habían subido de precio, las empresas se aprovecharon, así que compro un pasaje para el día siguiente a un precio normal. Al día siguiente llego a Chimbote por la tarde y mis padres me reciben muy aliviados.


Los primeros 5 días de la cuarentena lo pasé en Chimbote, jugando con mi hermano de 4 años y ayudando en casa. Tenía tiempo para hacer ejercicio, ensayar marinera norteña, para dibujar y hasta para escribir. Tengo en mente un libro que ya inicié a escribirlo así que la cuarentena me está dando el tiempo idóneo para desarrollarlo. En el sexto día mi madre me llama a la mesa a conversar. Mi padre es superior de policía y como todos saben, los oficiales están exponiéndose constantemente a la pandemia por culpa de las personas que no son responsables en quedarse en sus casas. Los oficiales tienen familia y cuando regresan a sus casas tienen miedo de llevar la enfermedad a sus seres queridos, por esa razón mi madre me llamo a la sala, para conversar sobre eso. Decidimos alejarnos de Chimbote. Mi padre estuvo de acuerdo, no quiso exponernos a la pandemia. ¡Lo admiro! Siempre me enseñó a ser firme en mis decisiones, de buscar el beneficio social, de cumplir las promesas que hacemos. Siempre me hace recordar: “hijo, cumplir con tu palabra te hace un hombre con valores para esta sociedad” – Raúl Honores. No sé si lo estoy haciendo muy bien, pero lo estoy intentando. Estando lejos de ti por esta pandemia estoy intentando ser como tú, cuidando de la familia, hasta tu regreso.


Decidimos alejarnos de la casa, salimos de Chimbote hacia el sur. Estamos ahora en un pueblo pasando la ciudad Casma, muy alejado de la ciudad, en campos de cosecha, viendo el amanecer con un sol cálido y viendo como la naturaleza reestructura su estado de vida que estaba perdiendo.


Pero antes de dejar la ciudad le pedí un favor a mi madre. Hice una promesa a una persona hace mucho tiempo, le prometí que cuidaría de ella y de su hermano menor. Se me hacía difícil no dejar de pensar en ella en estos días de cuarentena y de crisis económica que está pasando el Perú. Le comenté a mi madre lo que quise hacer por ella y me dijo: “de acuerdo, mañana nos levantamos temprano” – Jessica Flores. Al día siguiente mi madre le pidió ayuda a un amigo de la familia para que maneje el auto, yo podía manejar, pero les comento porque lo llamamos a él. El señor Oscar es padre de 2 hijos, una niña y un niño de 7 y 10 años respectivamente. Él dependía de un único trabajo, transporte público, lo que le generaba un ingreso diario. Nosotros le alquilábamos el auto, pero ahora no puede generar ingreso por la cuarentena. ¿Ahora entienden porque lo llamamos?


Tomamos el auto y salimos hacia el mercado, hacer compras de alimentos. Cuando llegamos le dije a mi madre: “mamá por favor compra todo lo que fuera necesario”; ella me respondió: “de acuerdo hijo”. Terminamos de hacer las compras, llenamos la maletera con bolsas de alimentos y salimos hacia su casa. En el camino me puse a pensar en aquellos momentos vividos y de la promesa que le hice aquel entonces. Viviendo en Lima la promesa llegaba a mi cabeza como el sol llega hacia el amanecer, como un colibrí que llega hacia las flores. Desde ese entonces comprendí quien era yo, entendí por qué se me hace tan difícil dejar ser quien soy yo realmente, mis principios me delatan. Estaría mintiéndoles al decirles que no sé porque lo hago porque se realmente porque lo estoy haciendo. Y aunque no los vea muy seguido sé que están bien. Es lo que más importa.


Estando fuera de su casa la llamo para que salga y me pueda recibir las bolsas. La miré. Vi que se encontraba bien y me retiré sin decirle nada. Muchos se preguntarán ¿por qué? ¿por qué no le dijiste nada? Porque aun respeto la decisión que tomó. Pero la promesa que le hice es más grande a la decisión que ella tomó. No busco otra cosa más que se encuentren bien.


Ahora estoy a 96 kilómetros de distancia, alejado de la ciudad de Chimbote con mi madre, hermano y mi prima esperando que todo esto pase, esperando volver abrazar a mi padre y las personas que amo.


¿Recuerdan al señor Oscar? Luego de ayudarnos lo llevamos a su casa con unas bolsas de alimentos para su hogar. Con esto les pido que, si ustedes cuentan con la posibilidad de ayudar a los demás, háganlo. Solidaridad es lo que necesitamos



Autor: José Honores Flores.



Si te gustó este texto, compártelo en tus redes usando los iconos de abajo.

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG