#Concurso: UN RESPIRO EN FAMILIA


★ RELATO PARTICIPANTE DEL CONCURSO «RELATOS DE LA CUARENTENA» ★


Imagen: Google Images

INDICACIÓN AL LECTOR: Publicamos los relatos sin editar, tal y como los recibimos. Puedes votar haciendo clic en el corazón que se encuentra al final de esta página.



Nací en 1997 y desde que tengo memoria, no recuerdo haber pasado tanto tiempo en familia. A veces pienso, que fue obra Dios. Mis papás dicen que fui el ‘concho’ de su amor, o sea que fui lo ultimito, soy la chanaquita y con mis hermanos me llevo por 13, 10 y 7 años, mi nacimiento fue un tanto inesperado.


Desde pequeña aprendí que se tenía que trabajar para poder comer, felizmente, poco a poco se fue estabilizando la economía de mi familia. Hubo muchos momentos en los que me sentí sola, a pesar que todos vivimos en una misma casa, el tiempo que se compartía en familia, no era mucho, cada uno metido en su mundo: trabajo, viajes, alquiler, deudas, titulo, hijos, juicios, estudio, redes sociales, etc.


Este año, no como cualquier otro, gracias a la pandemia de COVID-19, tenía el plan hecho, culminar mi carrera de periodismo, hacer prácticas y finalizar inglés, pero las cosas que suceden no siempre depende solo de nosotros.


Van treinta y cinco días desde que el presidente Martin Vizcarra declarará en estado de emergencia al Perú, no vemos hasta ahora ninguna luz verde que indique el fin de este nuevo estilo de vida.


Mis papás tuvieron que parar en sus trabajos y darse por primera vez unas vacaciones obligadas, los considero personas muy ‘chamba’, mi papá, trabaja de manera ambulatoria, vendiendo ropa, lo siento muy preocupado, de vez en cuando lo veo que se rasca la cabeza, se está quedando sin cabellos el pobre, pensará acaso que seguimos siendo niños y el tiene que asumir toda carga, tal vez sí. ‘Mi línea de trabajo, ahora va ser la primera en desaparecer’, comenta.


Por otro lado mi mamá trabaja en Pedregal, Arequipa, en una feria que esta al descampado, en el cual los comerciantes arman carpas, para poder exhibir sus productos, también esta angustiada pues cada rato dice, `hubiera dejado desarmada la carpa, pensé que solo duraría 15 días’.


Hace dos meses inicié hacer prácticas en una radio local de Arequipa, me sentí feliz porque hacia lo que me gusta, me pagaban y además aprendía de buenos periodistas, recuerdo que un día antes de dejar de laborar me dijeron que redacte una nota sobre la crisis que estaban pasando los medios locales, ante la ausencia de publicidad que estaba dando rienda suelta a los despidos, al día siguiente recibí una llamada de mi jefe, donde me indicaba, que ya no alcanzaba el dinero y no podrían seguir pagándome.


Sentir tu primer despido es algo duro. Pero también me alegre un poco, porque como periodista yo seguía mandando mis notas informativas desde casa y no tenía mucho tiempo para compartir en familia.


Note que mis papás se estaban entendiendo mejor con mis hermanas, antes discutían cada rato cuando ellos llegaban de viaje. Nos faltaba más comunicación y esta pandemia está permitiendo que se fortalezcan nuestros lazos, yo también quería estar dentro de ese círculo pues el trabajo no me permitía.


Mi hermana mayor, ahora tiene su hijita de 6 años, ella fue como una mamá para mí, pero por circunstancias de la vida, fui juzgándola equivocadamente y eso me hizo alejarme de ella. Sin querer con mi comportamiento también dañe a su corazón, ahora estamos reconciliadas.


Mi otro hermano se casó, no lo vemos hace más de un mes, pero siempre nos llamas. Con mi hermana que me llevo 7 años también nos peleábamos muy seguido, por lo general yo prefería irme a mi cuarto, para evitar problemas.


Con mi mamá siempre me lleve bien, me trata como su bebe a pesar que ya tengo 22 años, me gusta que me engría.


Con el dinero que cobre por mi trabajo decidí comprar alimentos para ayudar con algo, mi papá se puso muy contento, espero que con la ayuda de las tres y la de mis padres aguantemos esta etapa tan dura, que nos toca vivir.


Siento miedo que estos momentos en familia, sea parte de un adiós, trato de mantener mi pensamiento en el presente y disfrutar cada instante, a pesar de lo que pueda pasar



Autora: Marilyn Bautista Condori.



Si te gustó este texto, compártelo en tus redes usando los iconos de abajo.

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG