Escribir es entregar



En la última edición de “Rompiendo el bloqueo” asomó una idea curiosa. Al menos yo nunca lo había pensado de esa forma. La idea es algo como esto: el deseo de escribir mejor es el deseo de entregar mejor.

Me gusta esa idea. Practicar escritura –organizar nuestros pensamientos, imágenes y sensaciones para nombrarlos cada vez con más precisión– es practicar algo en lo que necesitamos ser muy buenos: entregar. Dar a otros algo que realmente nos importa, algo íntimo. Darnos nosotros.

¿Cuánto de nosotros mismos estamos entregándole a los demás con nuestra escritura? ¿Nos mostramos? ¿Ponemos en palabras esas observaciones que toda la vida nos han perseguido, que nadie más ha escrito? ¿O nos escondemos recurriendo a poses ingeniosas, a palabras que ni siquiera nosotros usamos al hablar, creando distancia entre nosotros y el lector?

Un alumno me escribió ayer por Facebook y me dijo que estaba pensando en cambiar la orientación de su blog. Ahora quiere escribir cosas más personales. “Ya no me siento tan cerrado a ese asunto” me dijo.

Otra alumna me escribió esta semana por e-mail. “El taller de ustedes me quitó el bloqueo vital” me dijo. Esta alumna de Machucabotones, que acaba de cumplir 70 años, quiere hacer nuevas actividades creativas y emprender nuevos proyectos. Quiere crecer.

Cuando uno se abre, todo cambia.

Las personas que escribimos trabajamos durísimo para poner en lo que escribimos nuestra forma de experimentar el mundo, nuestra misma esencia. Y luego buscamos empaquetar adecuadamente esa esencia, usando palabras… Le entregamos ese paquete de palabras a un ser humano desconocido, llamado lector… Y el lector, abriendo nuestro paquete, reinterpretará esa esencia con su cerebro. Por un instante estaremos conectados, y no habrá ninguna separación entre él y nosotros.

Atenta contra la lógica de los tiempos, invertir tiempo y esfuerzo para ser mejores entregando. Lo normal, lo aceptable, es que compremos cosas para nosotros. Los últimos descubrimientos en el funcionamiento del cerebro, sin embargo, nos dicen que las personas estamos construidas para ser felices entregando, pues entregar crea una sensación de sentido, de pertenencia.

Ni siquiera necesitamos esos estudios. Todos sabemos, porque lo hemos comprobado en algún momento de nuestras vidas, que la felicidad de entregar es la más alta de todas.

Entrega mejor. Escribe mejor.

César

P.D.: Asimismo, los invitamos a ser parte de esta iniciativa. Todos estamos juntos en este sueño al que llamamos realidad.


#Escritura

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG