NO TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A ROMA


Próximo a cerrar una etapa de mi vida

El sábado acabaron mis parciales: un par de meses más y chaíto a la universidad. Comenzará una nueva etapa, la cual, evidentemente, implicará el encuentro de un empleo. Uno de 8 horas con “buen sueldo”.


Ya no habrá la excusa de “quiero concentrarme en mis estudios”. ¡Vaya estupidez, no poder ser honesto por miedo de que te vean mal o de que te califiquen de mediocre! ¡Todos diciéndote lo mismo: “abandona tu zona de confort”, “reparte tu currículo”, “olvida los entrenamientos”, “aprovecha mejor las mañanas”…!


¿Qué significa realmente aprovechar el tiempo? ¿Producir dinero... o alimentar la mente y el alma? ¿Rendirse ante el sistema o luchar por sobresalir bajo un sistema propio?


No voy a negar que para sobrevivir en este mundo es menester adaptarse, pero ¿hasta qué punto está bien? ¿cómo saber en qué punto comenzamos a perdernos dentro de la "normalidad", de la "convencionalidad"?


Supongo que todos en algún momento de sus vidas pasan por esta etapa, por esta especie de perdición, de desconocimiento... y aún más los que anhelan ser escritores. ¿Qué escritor conocen que haya tenido la vida resuelta, que haya tenido todas las respuestas? ¿Ninguno, no?


Así que, si en alguna ocasión sienten que están en la pura mierda, no se desanimen y escriban sobre ello.


Como estoy haciendo yo. Escribiendo sobre este sentimiento de extravío, surgido no porque desconozca dónde me encuentro, sino porque mi futuro me es incierto.


¿A dónde puedo y quiero llegar? No lo sé. Soñaba antes con ser un gran entrenador de alto rendimiento y dictar talleres y seminarios, con realizar investigaciones y publicar artículos, con ser admirado... En cambio, ahora sueño con escribir poemas y novelas. Quizá en este sueño radique algo de aquella ansia. Quizá pienso que escribiendo seré amado, y que lo seré a pesar de todos mis miedos.

El término Sehnsucht, proveniente de los vocablos alemanes "sehnen" y "sucht", puede traducirse como la "búsqueda del deseo"

Puede que tenga en mis manos las herramientas para encontrar la salida de este laberinto, aunque mi brújula (aquello que me guía y motiva mi movimiento) sea abstracta, sea un deseo, un anhelo cuyo objeto no sepa describir. Quiero todo y nada a la vez. Quiero compañía, pero a la vez quiero soledad. Quiero gritar mi dolor, pero a la vez quiero callar para no llamar la atención. Quiero huir, pero no quiero abandonar a mi familia, pues por ella lucho.


La presión por una vida mejor es extenuante. El tiempo abunda, pero las energías son escasas. Las horas, los días pasan, y todo queda resumido a frases subjuntivas: “hubiese leído”, “hubiese escrito”, “hubiese…” Las cosas gratificantes han perdido poder. Aunque sienta en mi interior la tendencia de entregarme a mis pasiones, en el exterior se muestra una tendencia a la rendición: un esplín causado por la incertidumbre.

¿El Universo llegará a su fin algún día?

¿Por qué entreno? ¿Por qué escribo? ¿Por qué leo?


Porque quiero conocer el límite de mi fuerza. Porque quiero hurgar en las máximas profundidades de mi alma. Porque quiero entender la vida, el mundo, el universo, lo infinito, lo eterno, que es hacia donde aspiro. Refugiarme en el pasado no es una solución. Momentos de melancolía (la cual, dijo Víctor Hugo, es la felicidad de estar triste) no son productivos. Tal vez sí para escribir un libro, pero no para integrarse a la sociedad. El tiempo no se detiene. El mundo no cesa su evolución. Especies se extinguen, como yo algún día lo haré, como mis seres amados lo harán. No seré más que materia orgánica en el recuerdo de más materia orgánica. Nada es eterno. Las palabras tal vez sí. Por eso escribo. Sí, por eso es. Porque aunque sienta que no pertenezco a este mundo, no quiero abandonarlo, aun incluso si mi cuerpo físico ha desaparecido. Quiero que mis palabras conozcan la inmortalidad, al menos hasta que cada una de las estrellas existentes se haya extinguido, y lo infinito se haya vuelto finito.


¿Quieres aprender a escribir? Visita www.machucabotones.com

Diseño de la web: Machucabotones 2020

MACHUCABOTONES SAC

buen retiro 158, Surco

Lima 33, Perú

Conecta con nosotros:

miniyt.png
minifb.png
miniig.png

Informes sobre cursos:

hola@machucabotones.com

Informes sobre talleres in house:

centro@machucabotones.com 

Páginas relacionadas con Machucabotones:

Teléfono:

978224136

entrelibros.png
lcc.PNG